Publicaciones Libérate

 El abuso a los Voluntarios.

29-10-2015

Cuando la “Voluntad” es usada en tu contra para un bien particular…

Un caso chileno donde un juicio fue ganado por víctimas a líderes Sectarios

 

A medida que pasa el tiempo, imágenes siguen recreándose en mi mente, diferentes situaciones que pasaron dentro de la Secta.   Ver a todos mis compañeros trabajando por un proyecto en conjunto, por un ideal o por un sueño, mientras no nos dábamos cuenta que estábamos bajo el dominio de un líder y que todos habíamos sido enajenados por este. Construíamos con el ímpetu que los jóvenes ponemos en los sueños que queremos alcanzar, para un solo objetivo,  una vida en paz y armonía para todos. Fue así como los trabajadores que construían todo, no fueron contratados y asegurados; ninguno fue capaz de medir los riesgos a los cuales nos enfrentamos; ninguno fue capaz de prevenir los accidentes que podrían ocurrir por trabajar voluntariamente.

Más de un año ellos trabajaron sin goce de sueldo y sin contrato. Las imposiciones las cancelaban otros compañeros. No hubo seguros de accidentes, no existía ley laboral que nos protegiera.   Todo era disfrazado y envuelto en un trabajo “voluntario” que realizábamos con mucha entrega y dedicación.   Es así, como el líder de la secta sacaba provecho de nosotros para enriquecer sus arcas personales con los aportes en dinero que casa uno entregaba y con la mano de obra que montaba nuevos negocios para que él y su familia administraran y gozaran de sus beneficios.

Un buen día de Agosto del año 2013, más precisamente el 25, todo ese mundo opresivo e ilusorio se derrumbaría. Quedaría la verdad al descubierto, solo éramos ganado y mano de obra barata, pues se compraba mediante la creación de sueños, sentimientos y emociones positivas. Algunos deseos del líder fueron incluso más allá, y pretendió también que ahora las tareas o trabajos que solicitaban incluyeran su propia satisfacción sexual. Dijimos no más y terminamos abruptamente con ese sueño, derribamos las cadenas emocionales y dejamos atrás el proyecto que con tanto cariño habíamos construido; los niños del Colegio y Jardín Infantil el Walhalla.

El día 25 de marzo del 2015, 1 año y 7 meses después de la caída de la “escuela solar”, un par de compañeros logran ganar un juicio laboral.  Por fin se hacía justicia a los abusos cometidos, a los que trabajaron sin sueldo, a los que aportaron sus ganancias y sueldos mensuales en el mismo proyecto para seguir manteniendo a la familia de sanguijuelas que dirigía aquel lugar. 

Hoy en chile son más de 350 sectas trabajando a la vista de muchos, y otras tantas aun están en el limbo, ocultas a la luz pública. Siguen abusando de los trabajadores, quienes llenos de voluntad para un cambio de humanidad y de actitud con la vida, se sacrifican por un sueño que no existe. Muchos se accidentaran dentro de la comunidad y deberán salirse y/o costear todos los gastos de una lesión, sin tener derecho a licencias médicas o apoyo médico de las mutuales.   Fueron muchos más los trabajadores que nunca quisieron demandar a su empleador, quienes se lesionaron trabajando y sus propios padres cubrieron todos los gastos que nunca, nunca quiso el líder realizar.   “uno da, pero el que debe dar más, lo quita”.    

Share